El Par Biomagnético, también llamado Biomagnetismo Médico, es una terapia en la que solo se utilizan imanes pasivos, es decir, sin uso de electricidad.

Los elementos fundamentales sobre los que se basa el tratamiento de El Par Biomagnético son:

El Par BiomagnéticoLa existencia en el cuerpo de una serie de zonas energéticas -siempre las mismas, ácidas o alcalinas- relacionadas entre sí por pares de puntos, uno positivo, y el otro negativo.

El pH del organismo: el papel que éste juega en la aparición de enfermedades y su aprovechamiento por los microorganismos, causa o efecto de la enfermedad.

La creación de campos magnéticos mediante el uso de unos imanes de potencia superior a 1.000 gauss a fin de neutralizar el pH y eliminar los microorganismos patógenos.

Cada órgano y tejido del organismo tiene un grado de acidez o alcalinidad, pero el pH global del mismo se sabe midiendo la concentración de hidrógeno -es decir, el potencial de hidrógeno, lo que abreviadamente conocemos como pH- en saliva, orina o sangre. Y se trata de un dato útil porque la mayoría de las personas enfermas tienen un exceso de iones electropositivos (toxinas, radicales libres…) que acidifican el terreno extraceular, los órganos, la sangre y las secreciones.

Cabe añadir que el pH de una persona sana es de 7.35 -es decir, ligeramente alcalino (se considera neutro un pH de 7)- mientras la mayor parte de las personas enfermas tienen un pH que oscila entre 6.0 y 7.0 (de ácido a neutro). Siendo más ácido el pH cuanto más enferma está. De ahí que las personas con cáncer terminal o metástasis masiva tengan por lo general un pH muy ácido (entre 5.5 y 6.0) y cada vez más investigadores apunten que en realidad la acidificación orgánica es la auténtica raíz de todas las enfermedades.

Sesión de El Par BiomagnéticoPues bien, mediante un sencillo test kinesiológico e imanes de potencia suficiente se puede conocer el estado de acidificación de cualquier zona del organismo. Basta colocarlo en los diferentes puntos establecidos del cuerpo y cuando un punto está en zona ácida la pierna derecha, de forma refleja, se encoge instintivamente uno o más centímetros. Y, por el contrario, si lo que hay es una zona demasiado alcalina la pierna se alarga.

A cada punto-órgano-tejido donde se da una situación de acidez le corresponde de manera automática otro punto-órgano-tejido con un desequilibrio similar en intensidad de alcalinidad.

Cada par se asocia a una patología y, a la vez, cada polo del par a determinados microorganismos. En el polo positivo, de entorno ácido, se acumulan los virus y los hongos mientras en el polo negativo, de entorno alcalino, se encuentran las bacterias y parásitos. Y en cada patología están presentes siempre los mismos microorganismos patógenos conformando el mismo par en cada ocasión. En otras palabras, cada enfermedad tiene su correspondiente par y sus correspondientes patógenos.

Una vez detectados los pares afectados, el último paso consiste en aplicar en los puntos de cada par, unos imanes de potencia superior a 1.000 gauss. Basta situar el polo positivo del imán en el polo positivo del par y el polo negativo en el par negativo. Esto crea una corriente magnética que empuja las cargas positivas contra las negativas hasta neutralizarse. Así se neutraliza el pH y se acaba con los microorganismos causantes de la correspondiente patología.